sábado, 18 de julio de 2015

Polémica en la playa habilitada para el uso de mascotas


Hace días que el Ayuntamiento habilitaba (puso un cartel y ducha para enjuagar a los perros, nada más) la playa de “La Bolera” para que sus usuarios pudiesen acudir acompañados de sus mascotas. Estos usuarios que habitualmente están acudiendo con sus perros se sienten engañados. Ahora les quieren obligar a tenerlos amarrados, con bozal, restringir los horarios en los que pueden acudir con sus mascotas, etc. ¡Eso es un engaño! Eso no es una playa para mascotas. Eso ya se podía hacer antes. En cualquier playa que no esté dada al baño pueden estar los perros, lo único que hay que cumplir las ordenanzas municipales, como en cualquier otro lugar público. 
Una playa para perros es algo más: que los perros que no sean peligrosos puedan estar sueltos, correr por la arena, etc. 
Los animalistas se quejan, y con razón, de que a los cazadores les ceden Kilómetros de monte para matar a conejos, etc. en época de caza. Y en cambio a ellos los tienen completamente marginados. El mundo de las mascotas hace que el Ayuntamiento recaude muchos miles de euros a través del IPSI. ¿Cuántas tiendas para venta de comida de animales, etc., hay en Ceuta? ¿Cuántas clínicas veterinarias? Ya es hora que se tenga en cuenta, de verdad, a las mascotas y sus dueños. ¡No más engaños! 
Ayer llamaron a la policía para que obligase a ponerles la correa a varios perros que estaban suelto. Lo curioso es que las personas que solicitaron la presencia policial estaban acampados y haciendo barbacoa, dos cosas que no se pueden hacer.